Acerca de

Arce es la madera con la que la mayoría de las tablas de monopatín están hechas. Una madera. Y la hoja que aparece en la bandera del país donde Tom nació, Canadá.

Todo empezó en una buhardilla de la calle Orzán, en Coruña. Donde el techo en su punto más alto no supera el 1.90m y donde con estirar un brazo, sobra para medir el ancho de la habitación.

Una minúscula ventana que arroja un poco de luz desde el tejado, muchas ganas, días de trabajo, esfuerzo, ilusión (y suerte) fueron haciendo el resto.

Reuniones en bares, ferias, colaboraciones, días de mercados de domingo. Aire de humanidad. Poco a poco fueron llegando los primeros encargos y así siguió hasta día de hoy.

Mucha gente por el camino que ha puesto su granito (o roca) de arena y sin lo que el Arce Imaginario no sería lo que es a día de hoy.

Aquí puedes encontrar productos hechos a mano. Piezas únicas. Y si no encuentras lo que buscas, puedes escribir un email a elarceimaginario@gmail.com, porque también se hacen encargos personalizados o a medida.

Por un lado a partir de madera natural, sin tintes ni colorantes, con maderas de árboles que han caído tras una tormenta o también de procedencia sostenible. Por otro, productos hechos a partir de tablas de monopatines rotas o usadas.

Un proceso manual, a ritmo de vida.

Español